menu

Edificio multiusos en Huertor, Sevilla.

Tras el análisis del lugar, observamos el entorno, viviendas unifamiliares por lo general, pero conforme vamos acercándonos a la parcela a intervenir la densidad edificatoria crece, con bloques de viviendas de dos plantas plurifamiliares, pero lo que es más importante, con manzanas mucho más compactas, zonas más densas que definen en este punto el limite urbano del pueblo. A pesar de esto vemos como aparecen huecos, vacíos en las manzanas provocados por solares sin edificación, huecos que acaban por definir una manzana compacta pero horadada. Estos huecos en las manzanas compactas serán un motivo en el proyecto. La forma de conseguir un espacio definido, compactado, es erigiendo un muro potente que defina de forma clara la parcela, y por ende la manzana. La definición espacial mediante el empleo del muro, blanco inmaculado para poder observar las sombras, el paso de las horas, genera una caja, una caja estereotómica, una caja que surge de la tierra, que juega con los desniveles de las parcelas, pero que se abre al paisaje por donde debe abrirse, se abre al municipio, a la sierra, se abre a Granada. Pero esta apertura no es real en la idea de proyecto, ya que no se pierde la idea de caja, puesto que la visión del paisaje es nuestra cuarta cara de la caja, es algo terrenal, estereotomía que acaba por definir perfectamente nuestro contenedor de edificación.

Dentro de este contenedor, disponemos un edificio liviano, sencillo pero no simple, perfectamente modulado, como si de aire se tratase, un edificio definido por el vidrio, por las plantas de forjado marcadas por el blanco inmaculado, sobre las que se disponen dos capas de vidrio, la externa vidrio puro sin carpinterías y la interna con carpinterías moduladas a metro y medio. La explicación de esta doble capa de vidrio responde a criterios funcionales, entre ambas capas se genera una cámara de aire que funciona como aislamiento natural, a modo de muro Thrombe, en invierno el sol calienta dicha cámara, generando un espacio caliente que protege al interior, en verano se abrirán las rejillas de la cámara para que, al calentar esta, se generen por inercia corrientes de aire que refrigeren de forma natural el espacio interior, de este modo creamos un edificio mucho más eficiente energéticamente con el ahorro que supone, a la par de un edificio bello.

Los accesos al edificio se realizan por perforaciones en el muro, una vez dentro de la caja, para acceder al edificio, a la parte tectónica, el acceso se evidencia con un pequeño cajón que perfora el vidrio.

Funcionalmente, el edificio se dispone sobre las parcelas que se encuentran dentro del casco urbano, desechando la parcela más grande por encontrarse esta fuera de zona urbana, evitando así problemas futuros. La modulación, premisa para el proyecto se define en tres fases, en las que el edificio podría ser construido:

La primera de las fases, sería la mayor, el edificio norte, de aquí en adelante multiusos1, el edificio que alberga a priori, la sala de proyecciones – teatro, un pequeño museo, centro médico, biblioteca y gimnasio.

La sala de proyecciones – teatro, se encontraría en el sótano, abierta al paisaje. En planta baja, un volumen de aseos y almacenaje, sencillo y limpio, dentro de un amplio espacio de recepción, con una triple altura y un espacio flexible que se emplearía como museo. Subiendo a la planta primera, nos encontraríamos con las salas destinadas a centro médico, con dos consultas y una de apoyo, además del espacio de espera y recepción. En la misma planta, encontramos la zona de biblioteca, sobre la que disponer mesas y estantes de forma flexible gracias a la amplitud que ofrece el proyecto, como apoyo una pequeña sala aledaña a la consigna de la biblioteca. En la segunda planta, tendríamos una gran espacio para toda la planta destinado a gimnasio, con un bloque sencillo en el que ubicar vestuarios y cuartos de apoyo e instalaciones.

La segunda de las fases proyectuales, sería el bloque de aparcamientos del edificio sur – este, de aquí en adelante multiusos2, se ejecutaría el pedestal para el futuro edificio multiusos2, disponiendo en él un aparcamiento para coches, motos y bicicletas en el sótano, además de un cuarto para instalaciones. Dejando preparada esta fase para la ejecución de la tercera y última fase del proyecto.

La tercera y última fase de proyecto, sería la ejecución de las plantas baja y primera del multiusos2, una vez ejecutado el muro, dispondríamos dentro el edificio, que albergaría en planta baja, el espacio destinado a hogar del jubilado, un espacio amplio, flexible y multifuncional, apoyado por un volumen de aseos y almacenaje, junto al acceso en planta baja para facilitar el acceso de los ancianos. En la planta primera del multiusos2, encontraremos un espacio flexible nada más subir, para poder emplearlo en diversas funciones, apoyado por un volumen de aseos, que dará servicio a las dos aulas destinadas al taller de empleo.

Al tratarse de espacios flexibles, podrían ser intercambiados durante las fases de ejecución, disponiéndose por ejemplo el hogar del jubilado en la zona de museo en el multiusos1 hasta la ejecución del multiusos2, y así con los diversos usos del edificio.

En definitiva un edificio funcional, que aporta claridad al municipio, sin romper con su tipología, ayudando a definir el entorno urbano, que se apoya en las vistas, que juega con los usos y aporta innovación eficiente. Un edificio bello, arquitectónicamente interesante, fácil de ejecutar, sin costes excesivos ni alardes estéticos, formalmente correcto y bien modulado. En definitiva un edificio formal y funcional, rápido de ejecutar gracias a su sencillez, un multiusos hecho para los Hueteños.

 

 

La luz es el material más lujoso que hay, pero como es gratis, no lo valoramos Alberto Campo Baeza